Espacios

Espacios SMR Cuenca - Catedral
El más notable monumento conquense se empezó a construir a finales del siglo XII, pero su núcleo fundamental tomó forma en el XIII. En conjunto, la Catedral de Cuenca es el resultado de una compleja serie de aportaciones arquitectónicas; el origen es de estilo gótico normando, del que se conserva la primitiva crucería de la bóveda y, sobre todo, el singular triforio.

La parte central del templo la ocupa el coro, magnífica talla en madera y, frente a él la Capilla Mayor, cuyo altar neoclásico fue diseñado por Ventura Rodríguez con la técnica del Transparente, que permite ver el Arca de Plata con los restos de San Julián. Elemento muy destacado del conjunto es la amplia y valiosa colección de rejas que cierran casi todas las capillas y en las que también hay una buena colección de cuadros. Espectacular resulta el Arco de Jamete, antigua entrada al claustro, una de las obras cumbres del renacimiento español.

Síguenos en: